LA DIARREA INFANTIL MATA MAS DE 3 MILLONES DE NIÑOS AL AÑO

La diarrea es la manifestación final de un trastorno del transporte intestinal de agua, electrolitos y nutrientes, ya bien sea por una alteración en la digestión, absorción, secreción o motilidad gastrointestinal.


La importancia de la diarrea radica fundamentalmente en el riesgo de deshidratación y malnutrición que ésta conlleva.

Este riesgo es mayor en el niño menor a 5 años por :

  • Mayor número de infecciones entéricas a estas edades lo que determina mayor riesgo de malnutrición.

La diarrea es causa importante de morbimortalidad, sobre todo en los países en vías de desarrollo, pero puede suceder reamente en cualquier tipo de sociedad y bien tratada no debería llevar a la muerte , como suele suceder en países más pobres y sin sistema de agua potable y salubridad pública.


La diarrea aguda supone un riesgo de deshidratación y de malnutrición, sobre todo, en niños pequeños o en aquéllos con una enfermedad de base importante.




Asimismo una diarrea crónica suele responder a otras causas específicas cómo (malabsorción, enfermedad inflamatoria intestinal, enfermedad celiaca…) como también pudiendo ser el responsable de una intolerancia secundaria a la lactosa o a las proteínas de leche de vaca esta se corrige con el ayuno, pero cuidado no todas las diarreas ceden con el ayuno. Siempre consultar con su pediatra.


Posibles causas de diarrea: Rotavirus, adenovirus, astrovirus, Vibrio cholerae, E. Coli etc... que pueden ser altamente contagiosos.




Virus: suelen afectar a intestino delgado produciendo deposiciones líquidas y abundantes. Son la causa más usual de diarrea infecciosa en niños menores de 5 años. El rotavirus es el más frecuente. Estas pueden afectar la parte respiratoria del niño y puede venir con vómitos y fiebres.

Bacterias: suelen afectar a colon y producir deposiciones pequeñas y sanguinolentas. Afectan sobre todo en niños mayores. Son de menor riesgo de deshidratación suelen ser tratadas de forma ambulatoria sin mayores complicaciones. Viene acompañada de dolor abdominal y fiebres más altas.

• Parásitos: muchas personas son portadoras asintomáticas de parásitos enterales, sin embargo también pueden generar cuadros de dolor abdominal o diarrea aguda. Son más frecuentes en colectividades como guarderías. El soporte nutricional del paciente y adecuado estado de hidratación es el pilar fundamental común en su manejo, suelen venir con fiebres y ocasionan deshidrataciones




Si los niños presentan, deshidrataciones fuertes, perdida excesiva de peso, fiebres altas, complicaciones respiratorias, inapetencia y dolor, ojos hundidos, sequedad bucal, palidez, somnoliento , tendrán que buscar opinión clínica.


Los papas en la casa pueden empezar con una hidratación oral en casa con sueros pediátricos, el agua sola no es efectiva en estos casos por la pérdida de minerales cómo el sodio, ayudando a aliviar los síntomas , pero no dejen que el cuadro empeore y si ya son días no esperar a resolver el problema que puede desencadenar en otras patologías o déficits.




Alimentación del niño con diarrea:


En general, los alimentos aptos para los niños con diarrea, son los mismos que para el niño sano de su edad.


Deben ofrecerse alimentos, de sabor agradable y que le gusten al niño. Simplemente mantener la dieta habitual del niño, en pocas cantidades y conforme vaya tolerando.


No es necesario dietas a base de panes y arroz y cereales sin fibra o blancos(dieta BRAT), evitando también , los zumos de caja industriales , dar menos azucares refinados , golosinas , alimentos y bollería procesada, evitar la hidratación con bebidas deportivas por su alto contenido de glucosa , gaseosas y limonadas alcalinas caseras.


Usar carbohidratos complejos que ayudan a la digestión y fibra soluble.

Evitar los lácteos solo durante la diarrea y cuidado con las formulas infantiles, las diluciones de estas no están aconsejadas.


Si está lactando esta no debe ser interrumpida.


Ojo : Respecto al TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO debe ser administrado por el médico o profesional de la salud. No auto medicar incluyendo brebajes naturales y exceso de probióticos comerciales, antibióticos y otros.


La consulta telefónica puede ser apropiada en el manejo de niños con gastroenteritis en casos no complicados.



Deberá enfocarse a preguntar factores relacionados con el riesgo de deshidratación:

  • Edad del niño.

  • Cuánto tiempo tiene el niño de estar enfermo (horas o días).

  • Número de episodios de diarrea o vómito y la cantidad aproximada de la pérdida de líquidos.

  • Volumen urinario. Pérdida de peso en general y excesiva.

  • Condición neurológica del niño (letargia, somnolencia, desanimo etc.).

  • Medicamentos que esté tomando?

  • Alguna enfermedad de base.

Fuentes :

http://www.cenetec.salud.gob.mx/

https://www.msdmanuals.com/es/professional/pediatr%C3%ADa/s%C3%ADntomas-en-lactantes-y-ni%C3%B1os/diarrea-en-ni%C3%B1os

0 vistas

Suscribete a mi Blog

© 2019 by Primal Perú. Creado por JC Marketing Designs